¡Voy a Ser Mamá!

Algunas Líneas sobre la Violencia Obstétrica #NoaLaViolenciaContraLaMujer

4
María dio a luz en un hospital la enfermera le decía no grites o acaso te dolió cuando lo hiciste, Ana dio a luz en la clínica y no pudo amamantar a su bebé en la primera hora de vida porque se lo llevaron al retén, la cesárea de Luisa fue programada porque  el médico se iba de viaje y le dijeron que con la cesárea no sufriría sería más rápido, Carla aunque advirtió que iba a dar lactancia exclusiva no pudo librar a su bebé de que le dieran fórmula glucosada, Gaby en pleno trabajo de parto le hicieron una episotomía sin su consentimiento, Nora paso horas recibiendo oxitocina sintética por una vía intravenosa y al final el médico decidió realizarle una cesárea porque no había dilatado suficiente, Paola que también dio a luz por cesárea no pudo abrazar a su bebé recién nacido porque tenía ambos brazos atados, estas son historias reales con nombres falsos y algunos de los ejemplos de cómo las mujeres sufrimos de violencia obstétrica a diario sin quizás reconocerlo.

La violencia de género se  define  como Todo acto  que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada. La violencia obstétrica también es violencia de género.

La violencia obstétrica es definida en la legislación venezolana como  La apropiación del cuerpo y procesos reproductivos de las mujeres por prestadores de salud, que se expresa en un trato jerárquico deshumanizador, en un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, trayendo consigo pérdida de autonomía y capacidad de decidir libremente sobre sus cuerpos y sexualidad impactando negativamente en la calidad de vida de las mujeres

Hoy participo en un carnaval de blogs que propuso Norma Rojo, de Mujeres a Todo Dar para informar sobre diversas formas de violencia de género y unir las voces y decir #NoMásViolenciaContralaMujer

photo credit: Daquella manera via photopin cc

photo credit: Daquella manera via photopin cc

En nuestros hospitales y clínicas observamos a diario como las mujeres son víctimas de la violencia obstétrica, tanto pos desconocimiento como por encontrarse en una situación de debilidad. Venezuela es uno de los primeros países en reconocer la violencia obstétrica en Ley orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

La violencia obstétrica aplica directamente a la mujer embarazada y parturienta. y se ejemplifica en la misma ley como: no atender oportunamente las emergencias obstétricas; obligar a la mujer a parir en posición supina y con las piernas levantadas habiendo la posibilidad para la realización del parto vertical; obstaculizar el apego precoz del niño o niña con su madre sin causa médica justificada, negándole la posibilidad de cargarlo o cargarla y amamantarlo(a) inmediatamente al nacer; alterar el proceso natural del parto de bajo riesgo, mediante el usos de técnicas de aceleración, sin obtener el consentimiento voluntario, expreso e informado de la mujer; practicar el parto por vía de cesárea, existiendo condiciones para el parto natural, sin obtener el consentimiento voluntario, expreso e informado de la mujer.

Por lo general los causantes de este tipo de violencia son el personal de salud que rodea y se incorpora el alumbramiento de una mujer, hay teorías que sugieren que esto se inicia cuando la mujer deja de parir en su casa o tribu y se medicaliza el acto, de este modo se le escucha más al médico que a la mujer parturienta.

El embarazo y el parto forman parte importante de la vida sexual de la mujer, cualquier intromisión violenta que ocurra en el mismo,  deja efectos colaterales físicos y psicológicos en la vida de la mujer. por eso lo mejor es exigir información y explicación de cada uno de los actos que desee realizar el médico, un plan de partos acordado entre medico y paciente son un buen inicio para evitar la violencia obstétrica.

Cuando los médicos aplicamos las rutinas médicas durante el parto, con frecuencia agresivas e intervencionistas, convertimos un evento familiar feliz en un triste evento quirúrgico, escribió el Dr Marsden Wagner en su libro (Born in the USA)

Es necesario romper los paradigmas de la industrialización y crear una conciencia de una medicina más humana, donde se le devuelva al acto del nacimiento la importancia vital que merece. Debemos como mujeres reivindicar nuestra voz, sin quitarle el mérito al médico, pero reconociéndonos como protagonistas del acto de parir y dueñas de nuestro cuerpo.

#HablaMamá

Mi primer hijo nació en la semana 37 de gestación, una noche luego de un día agitado rompí fuente, yo me había preparado para dar a luz, así que estaba tranquila apenas habían comenzado algunas contracciones muy suaves. Cuando llegué a la clínica y luego de la evaluación pertinente se me informó que no podría parir porque no había borrado el cuello, las contracciones habían parado, etc, me hice evaluar por un segundo especialista y concluyó en que lo mejor era realizarme una cesárea.

Todo bien hasta el momento, mi niño llego sin mayores contratiempos, antes de iniciar la intervención comenté que quería dar pecho que por favor no le suministraran fórmula a mi bebé, al llegar a la habitación aproximadamente media hora después de la intervención, pedí a mi bebé inmediatamente, paso un rato y no llegaba, otro rato más y ya habíamos pedido en el reten que me lo trajeran y así hasta que transcurrieron un par de horas y mi bebé en el reten. Por supuesto le dieron fórmula, y mi hijo llego dormido y sin hambre al cuarto. Esto puede parecer una cosa simple, pero también es violencia obstétrica, y con este relato solo quiero mostrarles como todos podemos ser victimas de ella, por eso debemos hacer, como dicen por allí, visible lo invisible y conocer nuestros derechos, hablar con otras madres sobre su experiencia, conversar con el personal de salud, en fin alzar la voz.

25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

En general pensamos que los golpes o lo gritos son las únicas expresiones de violencia, pero son variadas las maneras en las cuales nuestros derechos son vulnerados y están presentes en nuestra cotidianidad.

En el art 15 de la  Ley orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, promulgada por el Estado venezolano en el 2007, se tipifican varios tipos de violencia:

1.      Violencia psicológica viol

2.      Acoso u hostigamiento

3.      Amenaza

4.      Violencia física

5.      Violencia doméstica

6.      Violencia sexual

7.      Acceso carnal violento

8.      Prostitución forzada

9.      Esclavitud sexual

10.  Acoso sexual

11.  Violencia laboral

12.  Violencia patrimonial y económicaviol1

13.  Violencia obstétrica

14.  Esterilización forzada

15.  Violencia mediática

16.  Violencia institucional

17.  Violencia simbólica

18.  Tráfico de mujeres, niñas y adolescentes

19.  Trata de mujeres, niñas y adolescentes

 

#MujeresLibresdeViolencia

A fin de generar conciencia y promover la acción para poner fin a la lacra mundial de la violencia contra las mujeres y las niñas, el 25 de noviembre las Naciones Unidas celebran el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.  Los sucesivos  16 Días de activismo contra la violencia de género, que finalizan el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, son una oportunidad para movilizarse y concienciar a todo el mundo.

Este año, la campaña del Secretario General de las Naciones Unidas ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres te invita a unirte a la iniciativa “Pinta TU barrio de naranja”, con el color designado por la campaña ÚNETE para simbolizar un futuro más esperanzador sin violencia. Beijing20Logo_Orange_200px_es

Tenemos que inundar todos los lugares con este color tan llamativo, para transmitir el mensaje de forma alta y clara: todas y todos debemos unir nuestros esfuerzos para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, ahora. Esto incluye que los hombres y los niños alcen su voz a favor de lo que es justo y trabajen con nuestra organización y el movimiento de las mujeres para hacer frente a la desigualdad de género. Tenemos que acabar con esta vulneración grave de los derechos humanos. Sabemos qué es lo que funciona; ahora insistimos en el compromiso de tomar medidas políticas y dotar de recursos esta agenda. Afirma Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres

Conocer tus derechos es un primer paso para poder defenderlos #NoMásViolenciaContralaMujer

Andrea Pacheco @voyasermama

 

Mujeres a Todo Dar:  #NomasviolenciacontralaMujer

Tu Zona Vital:  La violencia contra la mujer, un problema familiar y social

Vida Como Mamá: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

 

 

 

 

 

 

 

Si te gustó compartelo
error

4 Comments

Déjanos tus comentarios