¡Voy a Ser Mamá!

¿Cómete la Sopa? #hablamamá

webdelbb

Imagen: webdelbebé.com

La sopa mejora el cuerpo en la enfermedad, lo calienta en el frío e incluso puede ser ligera y refrescante en el calor, es de esos platos que con algo de creatividad puedes modificar a tu antojo y que en cualquier país existe al menos una sopa típica.

La sopa ha sido por mucho tiempo un platillo que se considera especial, nutritivo y reconfortante. Las abuelas ven la sopa como el alimento perfecto para los niños, mi abuela especialmente se enorgullecía de los teteros de sopa que me daba.

Seguro también todos hemos pasado por el momento en el que nuestra abuela o madre nos tuvo sentados largo rato frente a un plato de sopa esperando a que sucumbiéramos a la presión y al hambre para comernos la sopa.

Recientemente vi como mis hijos eran presionados por mi mamá para comerse una sopa de papas con pasta y caldo de pollo, justo sentí que era hora de mi redención y le dije a mi mamá si no quieren que no se la coman porque lo que le estas dando en la sopa es lo mismo que le estas dando en el seco (pollo con arroz) . Justo en ese momento escuché nuevamente lo nutritivo de la sopa, lo importante de aprender a comerla, y un largo etcétera que muchos imaginaran.

Los niños se comieron parte de la sopa para alegría de mi madre, pero yo decidí consultar a Melissa de @nutrikids para saber realmente qué tan importante es la sopa y cómo hacer de ella un verdadero plato completo.  Así se origina el post ¡Que no falte la sopa! de Melissa y a partir de él y siguiendo las recomendaciones de nuestra querida Nutricionista me dispongo a compartir con ustedes una receta que a mis niños les encanta y seguro a los suyos también les gustará.

 Minestrone de lentejas:

  • lentejas

    imagen: saborgourmet.com

    1/4 kg lentejas

  • 1/2  pimentón rojo picado en cuadritos
  • 1 zanahoria picada en cuadritos
  • 1 ajo porro en rodajas
  • 1 tazas vainitas en trocitos
  • 2 cdas aceite de oliva
  • 2 papas pequeñas picadas en cuadritos
  • 1 cda de sal
  • 1 manojito aliños (cilantro, perejil, cebollin)
  • 1 hoja de laurel
  • 2 alcaparras
  • 1 ají dulce
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande en cuadros
  • 3 litros de agua

Preparar un sofrito con las 2 cdas de aceite de oliva el pimentón, la cebolla, el ajo, el ají dulce y la alcaparra.  Luego de haber remojado la lenteja por al menos 8 horas retirar el agua y poner a hervir con agua nueva, cuando alcance el hervor y ya estén un poco blandas las lentejas,  añadir los ingredientes restantes, dejar cocer, ajustar la sal y retirar la hoja de laurel y el manojo de aliños y ya está listo para comer.

Yo lo sirvo acompañado con arroz o si lo prefieres con pasta agrégala  unos 10 minutos antes de que culmine la cocción de las lentejas.

 Trucos:

  • Remojar los granos ayudan a depurarlos para una mejor digestión
  • Germinarlos proporciona más ventajas nutricionales al plato de leguminosas que vayas a presentar
  • En mi casa los niños prefieren la pasta, pero si son sensibles al gluten y no les gusta el arroz en la sopa, como a mis peques, puedes optar por pasta de arroz.
  • Añadirle algo con un toque dulzón les encanta a mis niños, auyama, platano maduro, batata.
  • Si quieres un toque exótico a las lentejas le queda bien un poquito de cinco especias.
  • Si en casa les gusta pueden añadir algún hueso o trozo de carne ahumado que también le queda muy bien, pero este receta la uso en mis días sin carne, asi que no suelo agregarle nada cárnico.
  • Si queda algo de lentejas puedes reusarlas para cocer el arroz junto a las lentejas y variar el típico arroz blanco de acompañante.

@voyasermama

Si te gustó compartelo
error

Déjanos tus comentarios