¡Voy a Ser Mamá!

Cómo Comprar la Ropa de Embarazo y No Arruinarse en el Intento por Paula Boue

0

En el embarazo es muy usual, aunque hay excepciones, que a la pregunta que nos hacemos todas las mujeres “¿qué me pongo?” se le sume otra más, “¿cuanto me va a costar?”. Estas dos interrogantes no son un capricho pues el embarazo es la antesala de una serie de gastos “fijos” que además, son crecientes, dentro de la vida de todos los padres así que bien vale tomar decisiones correctas y capitalizar la inversión, para que el espíritu fashionista no termine en bancarrota.

La mejor forma de comenzar tu shopping,  para la ropa de embarazo, sin descuidar tus finanzas, es revisar qué tienes en el closet que puedas utilizar durante los nueve meses. Por lo general, las chaquetas y sacos abiertos se pueden seguir usando así como las blusas sueltas de corte imperio o con corte en “A”; los vestidos ligeros con este tipo de corte también entran dentro de esta lista y todas las camisetas que sean largas y muy extensibles.

Ahora bien, a la hora de comenzar a comprar, para capitalizar tu inversión tienes dos opciones: la primera, hacer tus compras lo antes posible, por ejemplo a partir del tercer mes o cuando comiences a ver que tu ropa de siempre la sientes incomoda de manera que puedas usarla durante el mayor tiempo posible y la segunda, elegir una propuesta de moda de embarazo cuyos diseños puedan ser usados en cualquier trimestre y también en el post-parto.

Tratándose de cuanto gastar, aunque eso solamente depende de tu cuenta bancaria, es importante que tengas en cuenta dos recomendaciones: aprovecha las rebajas y descuentos para comprar prendas de tendencia, es decir que sean de temporada por ejemplo: prendas con estampados de estación o en colores de moda. Y la inversión grande, siempre destínala a la compra de básicos. Los básicos son prendas atemporales  muy fáciles de combinar así que podrás usarlos en muchas ocasiones.

Si hablamos específicamente de qué comprar, una lista de lo mínimo que debes tener para tu ropa de embarazo  debe incluir: unos jeans, un vestido que puedas usar para varias ocasiones y con diferente tipo de zapatos; una falda; dos pantalones en tonos oscuros por ejemplo azul marino y negro en un modelo que vaya con tu estilo y tipo de cuerpo; un pantalón en  un color claro (blanco o beige, depende el clima); un par de leggins, una sudadera; un par de pijamas; cuatro blusas y un par de camisetas básicas. Con esta sucinta lista de prendas, tus accesorios de siempre, y un poco de imaginación, podrás pasar tus nueve meses de embarazo cómoda, bien vestida, sin uniformarte y habiendo gastado lo mínimo para poder dedicarte a las compras de todo lo que supone la llegada del bebé.

comprasUna mamá debe ser una mujer inteligente que controla sus emociones y sus acciones porque de ella depende la tranquilidad no solamente de su bebé sino de toda su familia. Ejercicios tan cotidianos y banales cómo hacer compras también son una forma de aprender que hay que priorizar para que sea haga realidad lo que se quiere lograr.

Si tu objetivo es mantener tu estilo durante tu embarazo y a lo largo de tu vida como mamá no es cierto que sea necesario gastar una fortuna. El estilo en la ropa de embarazo no es sinónimo de tendencia o del último grito de la moda, el estilo es una mezcla entre imaginación y personalidad y la moda, simplemente una de las formas para expresar ese estilo.

La maternidad modifica nuestras vidas y nuestros presupuestos sin embargo, debe ser una oportunidad y no una limitación. Disfruten sus embarazos, disfruten su maternidad. Ser mamá es un regalo de la vida.

Paula Boue @DosAmoresTweets

Si te gustó compartelo

Déjanos tus comentarios