¡Voy a Ser Mamá!

Conoce la Historia de la Ropa para Embarazada por @PaulaBoue

1

embarazo edad mediaAun cuando desde la edad media había prendas usadas por las mujeres en embarazo, el caso de los Caftans, solamente hasta hace menos de cuarenta años las mujeres tienen a la mano prendas diseñadas especialmente para el cuerpo de una madre gestante. Tenemos suerte las que hemos podido pasar los nueve meses de embarazo vestidas como siempre, sin tener nada que ocultar.

De acuerdo con los historiadores especialistas en moda, el primer vestido de embarazo es de la época del Barroco, un vestido voluminoso de corte imperio y cintura entallada llamado “the adrianne dress”.

Años después, en el periodo Georgiano, aparecen las primeras prendas de lactancia: corsés y fajas anudadas con cintas que facilitaban el trabajo de las nodrizas y de las madres que lactaban a sus hijos.

En 1.923 en la denominada era del jazz, los hermanos Wood, dueños de una compañía de ropa, diseñan un vestido de silueta amplia y corte recto el cual es usado por las embarazadas de la época. Entre los años 1.944 y 1.950 las mujeres en cinta pasan por un período de oscuridad como consecuencia de que por ese entonces es considerado de mal gusto mostrar la panza de embarazo; las prendas disponibles en el mercado eran prendas holgadas que tenían el claro propósito de ocultar el estado de gravidez.

lucyEste periodo, que bien podría llamarse “de negación”, termina felizmente en 1.952 cuando la actriz Lucile Ball, protagonista de la recordada comedia I LOVE LUCY aparece embarazada en su programa de televisión. Es la primera vez que una mujer muestra su estado en la “pantalla chica”. Lucy puso de moda los conjuntos de pantalón con blusas cortas con forma de campana entalladas debajo de la línea del busto; el look no era muy fashionista sin embargo, se acomodaba a las necesidades de las embarazadas de aquel entonces.

En adelante, comienza a vislumbrarse, no solamente la necesidad de la existencia de prendas diseñadas para las embarazadas, sino también, las ganas de las mujeres de salir de ese periodo de ocultamiento.

Con la llegada de los revolucionarios años 60 la ropa de las embarazadas se vuelve más femenina, práctica y relajada. Dos mujeres se destacan durante esta temporada: Mia Farrow (una vez más con la fórmula de corte imperio y ajuste debajo de la línea del busto) impone la tendencia de los baby dolls en la película “El bebe de Rosemary”;  Jackie O vuelve tendencia los vestidos “talego” y le da un toque de glamour y estilo al embarazo por primera vez.

ladydiEn los 70,  el material y los colores comienzan a ser un nuevo factor de elección a la hora de usar ropa de maternidad; los estampados sicodélicos son elegidos  para darle un nuevo estilo a la ropa de embarazo con la idea de “distraer” la atención sobre la zona de la panza; y el polyester aparece como ingrediente infaltable en la confección de pantalones por considerarse un tipo de textil stretch. A partir de este momento, se identifica claramente la necesidad de materiales extensibles a la hora de confeccionar ropa para un cuerpo en embarazo y surge el  “stretching maternity style” tendencia según la cual el polyester era el mejor amigo de las chicas (polyester the best friend of girls).

A finales de los 70  el embarazo de Lady Di da un protagonismo especial a la ropa para embarazadas, y hay un cambio importante en la sociedad; la princesa Diana abre el camino para las celebridades que años más tarde posarán embarazadas en las portadas de las revistas.

Diana de Gales con su particular sentido de estilo impone: las batas, los vestidos camiseros, los conjuntos de pantalón y camisa en tonos pastel; y los famosos y recién resucitados por Kate Middlenton “polka dots”.

Hasta este momento, aunque la moda de embarazo ha ganado un terreno importante, todavía no se habla de una verdadera propuesta de moda para embarazadas; aun se piensa que dentro de la industria de la moda la ropa de maternidad no tiene un futuro importante.

El siguiente cambio importante llega casi a comienzos de los 90. En 1988 las de diseñadoras de la marca Juicy Couture modifican unos jeans Levis remplazando la pretina por  una banda elástica y crean los primeros jeans para embarazadas. Para suerte de estas diseñadoras Melanie Grifit usó este invento dándole publicidad a su marca y poniendo en evidencia un producto que se convertiría en el laboratorio y punto de partida de las marcas de ropa de maternidad del nuevo siglo.

A mediados de los 90, las celebridades comienzan a jugar un rol muy importante dentro de las portadas de la revistas incluso, desplazando a las icónicas “super modelos” de la época. Con el desnudo de Demi Moore en Vanity Fair comienza una tendencia para las embarazadas que se contrapone completamente a lo sucedido en los años 40: la exposición; estar embarazada se pone de moda, las panzas ya no se esconden, ahora se lucen en portadas de revistas, avisos publicitarios y medios de comunicación.

La década de los noventa fue definitiva para la ropa de maternidad pues, es el momento en el cual aparecen telas con tecnología como el elastano; en adelante, será más fácil confeccionar prendas stretch, la mejor opción para las prendas inferiores de una futura mamá.

blakeGracias a ese boom de las embarazadas de los 90 en 1.997 nace Pea in the Pod, la primera marca de maternidad.

Con la llegada del nuevo siglo la industria de la moda comienza a tomar en serio la ropa para embarazadas gracias al aumento de las compras de ropa de maternidad en todo el mundo.

Las embarazadas de hoy  tienen a la mano todo tipo de prendas: jeans, shorts, vestidos de baño, ropa de ejercicio, vestidos de gala, en resumen, todo lo que las embarazadas de hace cuarenta años no tuvieron.

Por suerte, actualmente el embarazo es una oportunidad para hacer  y lucir moda.

Paula Boue

www.2amores.com

Si te gustó compartelo
error

One Comment

Déjanos tus comentarios