¡Voy a Ser Mamá!

El Cole y Las Meriendas

0

Daniel desayunando

Todas las mañanas me enfrento a la duda de qué enviarles a los niños para la merienda en el colegio. Cada día debo preparar 3 desayunos y 3 meriendas, no solo debo considerar las edades, sino los gustos de cada uno, así como lo balanceado y nutritivo de los bocados.

La buena alimentación del niño le provee de la suficiente energía física y mental para enfrentar las tareas del día. También le proporciona los nutrientes esenciales para su desarrollo y crecimiento. El consumo adecuado de calcio, por ejemplo, fortalecerá sus huesos y junto con otras medidas saludables (como evitar el consumo de bebidas carbonatadas) les ayudará a prevenir la osteoporosis y las fracturas asociadas con esta condición.
Una dieta adecuada también ayuda a prevenir otros problemas de salud que están afectando a nuestros niños con mayor frecuencia en tiempos recientes. Se reduce el riesgo de condiciones como el estreñimiento, los llamados “bajones de azúcar” (hipoglucemia) y la acidez estomacal. Además, la buena nutrición les ayuda a prevenir el colesterol alto y la obesidad, que a su vez contribuye a la diabetes y a la presión alta. Meriendas Nutritivas

Jesús merendando Yogur

Aquí te doy algunas ideas que trato de tener siempre en mente a la hora de empacar los desayunos y meriendas de mis hijos, aunque por supuesto algunas veces recurro a las cosas pre-empacadas o a la cantina escolar.

  • Presente los alimentos de manera creativa, corte las frutas con moldes de galletas, a mi hijo le encantan las hojas de manzana verde con queso de cabra y miel.
  • Prepare usted misma las compotas y enváselas en los potes de vidrio de las comerciales que puede sellarlas al vacío.
  • Por supuesto evitemos las chucherías y los refrescos, guardemos esto para las fiesta de cumple.
  • Intentemos colocar comida bajas en grasa, en sodio y azúcar, y aumentar las harinas integrales.
  • Coloque alguna bebida, pero nunca olvide el agua mineral. Me ha resultado muy bien con los niños las infusiones de frutas, porque los jugos a veces se dañan.
  • César comiendo Patilla

    Opte por comidas fáciles de comer, que ya estén picaditas, que se puedan comer frías o calientes, que no necesites más de un cubierto, etc.

  • Intente ser creativa, la apariencia de la comida siempre importa.

Sugiero tener un menú semanal o mensual para facilitar la tarea de la madre y poder variar y planificar estas comidas de los niños. Este año he probado hacer un menú por día, al menos a grandes rasgos, por ejemplo los lunes corresponde arepa y manzana, los martes panquecas y compota, lo miércoles sandwich de mermelada con queso y banana y así sucesivamente, con la idea de complicarme menos cada noche pensando qué puedo enviarle a mis peques al día siguiente. Solo cuando tengo tiempo les pregunto qué desean comer porque se ponen muy creativos y exquisitos.

 

@voyasermama

Si te gustó compartelo

Déjanos tus comentarios