¡Voy a Ser Mamá!

Estilo para Embarazadas en Época de Vacaciones

2

guia VERANO

Habitualmente, cuando las mujeres sabemos que nos vamos de viaje a un lugar en donde el vestido de baño y la ropa ligera es protagonista: hacemos dieta;  nos auto bronceamos; en algunos países se usa aclarar el pelo uno o dos tonos; y muchos otros rituales pensado en lucir de la mejor forma mientras estamos bajo el sol.

maxi-vestido-estampado-de-flores-coral-y-violetaLOOKEn embarazo, esta planeación cambia por completo: los químicos no son recomendables, así que la idea de lucir el pelo “californiano” es impensable; se debe aumentar la protección solar para evitar la mascara del embarazo, por lo cual, las habituales horas de sol (que siempre deberían ser moderadas) deberán ser más controladas que nunca; y por último, aquella dieta a la que le tuvimos fe por años para ponernos el nuevo bikini esta vez no será una opción.

Aun cuando todo el protocolo de siempre no sea posible, en embarazo también hay una preparación para los días de piscina y playa, de manera que luzcas tu nuevo cuerpo tan bien como lo hacías antes de ser mamá.

Lo primero que debes hacer es preparar tu piel, no solo para lucirla tanto como quieras sino, para protegerla, pues durante el embarazo la piel es más sensible de lo normal; el sol, el agua del mar y de la piscina pueden re secar la piel y la falta de humedad en la piel durante el embarazo, la gran mayoría de las veces se traduce en estrías imborrables.

La depilación (y esto es algo que debes hacer siempre) debes hacerla al menos dos días antes del viaje para que los poros estén cerrados cuando te expongas al sol.

Ocúpate de tus uñas de pies y manos, recuerda que también son una forma de expresar tu sentido del estilo. Hidrata bien tus talones; las sandalias con talones en mal estado son inaceptables embarazada o no.

vestido-coral-de-floresSi eres de las que usa autobronceadores, puedes usar uno siempre y cuando sea de una marca hipo alergénica y sin parabenos.

Si piensas broncearte, lo recomendable es tomar sol después de las 3 de la tarde y con bloqueador solar. Ahora bien, si para ti es inadmisible una tarde sin bronceador, opta por uno que tenga una alta protección solar y que sea de una marca para pieles delicadas; olvídate de los aceites de bebé y las pócimas de la adolescencia; y por supuesto, que no te falte un buen sombrero para proteger la cara de los rayos ultra violeta.

Después del sol, deberás hidratarte más de lo que lo hacías anteriormente cuando salías de vacaciones; recuerda que una piel bien hidratada es la mejor forma de prevenir las estrías. El sol deshidrata y le quita elasticidad a la piel.

A la hora de elegir el vestido de baño, tómate el tiempo para encontrarlo; tu contorno de cadera seguramente ha cambiado y el tamaño de tu busto igual, así que para que no te veas como si “subiste unos kilitos”, sobre todo si estás en esa fase del embarazo en que “se nota y no se nota”, deberás tener un vestido de baño que se acomode a tu nueva figura.

bermuda-beige-El  pareo debe ser largo para estilizar  tu figura, no puedes olvidar un sombrero que vaya bien con todos tus atuendos para protegerte del sol, unas gafas con filtro solar y unas sandalias cómodas; ojala multifunción.

Tratándose de qué empacar en la maleta, simplemente deberás ser fiel a tu estilo de siempre sin olvidar claro, que debes tener en cuenta cómo ha cambiado tu cuerpo con tus nuevas curvas. Hay mamás a quienes el embarazo les pone los brazos más gruesos, si es tu caso, es ideal elegir modelos strapless para lucir el largo del cuello; y blusas de manga corta hasta el codo. Evita las blusas de tiras.

Si eres de las que siempre ha lucido sus piernas y no tienes líos con la celulitis, que en algunos embarazos se acentúa, no podrán faltar en tu maleta los shorts de siempre y minifaldas; si por el contrario percibes que tus muslos no son los de antes, tu opción serán las bermudas o los capris.

Lleva siempre al menos dos vestidos, ideal uno corto y un maxi vestido; son prendas muy confortables y frescas con las que te verás arreglada con muy poco.pack-de-3-esqueletos-verde-menta-coral-y-nude3

Y por último, no olvides que los accesorios terminan de personalizar cualquier look; no necesitas empacar tu joyero, simplemente necesitas una pieza que te pueda acompañar todo el tiempo y con la que le des un toque personal a tu look de verano: una pulsera, un reloj de color; un maxi anillo o un par de aretes.

El embarazo es una oportunidad más de moda; aprovecha la temporada de sol para lucir tu estilo veraniego en tu versión de embarazo.

 

Paula Boue @dosamorestweets

Si te gustó compartelo
error

2 Comments

  1. Diana Paola Pimentel

    soy empresaria de Colombia y me gustaría conocer los catálogos de ropa de maternidad, precios al por mayor y forma de envio. Mil gracias.

    Responder

Déjanos tus comentarios