¡Voy a Ser Mamá!

¿Mamá por qué me Sacaron de tu Barriga?

2
Jesús y la barriga

Jesús y la barriga

Mis hijos siempre han sido unos niños pegados a mami, yo los amamanté, practico colecho con ellos y están acostumbrados a tenerme allí cerquita. tanto que un día Jesús, con casi 5 años de edad, me preguntó ¿Mamá por qué me sacaron de tu barriga? Le ofrecí varias respuestas racionales sobre el tema, tenias que continuar creciendo y no podías seguir en mi barriga, imagínate con lo  grande que estás no cabes  y así seguí tratando de darle respuestas que para él no fueron satisfactorias.

Por eso quiero hablar un poco de apego, por lo general uno cree que se convierte en madre y después del nacimiento va a resultar más sencilla o menos dependiente la relación, pues estamos equivocadas, seguro si pensamos eso no somos madres y no conocemos a nadie cercano que lo sea.

Desde el inicio de la gestación la relación mamá y bebé está unida por un cordón que luego del nacimiento se hace invisible pero sigue allí, al menos los dos primeros años del pequeño se amerita una gestación extrauterina, donde mamá cubra todas las necesidades de su hijo no solo físicas sino también emocionales.

Y por supuesto ahora que mi hijo me hace ésta pregunta pienso , oye quizás la díada es un poco más larga, y claro por qué no, si al fin y al cabo son niños.

El Dr. Eduardo Hernandez Pediatra y Terapeuta de la conducta infantil nos propone la siguiente definición de apego en su artículo el apego y el vínculo especial madre – hijo.

El apego es un vínculo específico y especial que se forma entre madre-infante o cuidador primario-infante. El vínculo de apego tiene varios elementos claves:

  1. Es una relación emocional perdurable con una persona en específico.
  2. Dicha relación produce seguridad, sosiego, consuelo, agrado y placer.
  3. La pérdida o la amenaza de pérdida de la persona, evoca una intensa ansiedad. Los investigadores de la conducta infantil entienden como apego la relación madre-infante, describiendo que esta relación ofrece el andamiaje funcional para todas las relaciones subsecuentes que el niño desarrollará en su vida.

Una relación sólida y saludable con la madre o cuidador primario, se asocia con una alta probabilidad de crear relaciones saludables con otros, mientras que un pobre apego parece estar asociado con problemas emocionales y conductuales a lo largo de la vida.

El apego se construye a diario estando allí, tratando amorosamente a nuestros hijos, ofreciendo respuesta oportuna a sus necesidades, no es algo que surge eventualmente es una noción que se alimenta  con cada acción y cada gesto y que ofrece un piso positivo en la formación de ese ser social que será nuestro hijo.

Esa necesidad de nuestro pequeño de querer estar cerca de mamá, papá o aquella persona que lo cuida y le ofrece amor y protección, no es un capricho, es una decisión consciente porque el pequeño sabe que sólo esa persona puede dar lo que que quiere y hablamos desde un juguete, pasando por su alimentación hasta un simple  a

brazo de no pasa nada…

El pediatra español Carlos González nos dice en su libro Creciendo Juntos El apego seguro no depende del tiempo que éste el niño en brazos sino del caso que se le hace…no depende de lo que ocurre en una o varias ocasiones aisladas, sino de lo que ocurre la mayor parte de las veces.

En este mismo libro hace referencia a la psicóloga Susan Goldberg que publicó un estudios sobre el apego, causas, consecuencias, incluyendo algunas sugerencias sobre conductas de cómo deberían actuar los padres para fomentar un apego seguro: Preste atención, sea responsivo, sea consistente, muestre aceptación y proporcione consuelo.

¿Por qué mi hijo quiere de algún modo estar en la barriga de mamá?  es porque definitivamente no hay un lugar donde se sienta más seguro, cómodo y aceptado que con mamá, y estoy convencida que no hay un lugar más rico para nuestro bebé que cuando está en la barriga de mamá.

@voyasermama

 

Si te gustó compartelo
error

2 Comments

Déjanos tus comentarios