¡Voy a Ser Mamá!

Odontología Materno Infantil. Salud Bucal y Embarazo por @miodontokids

4

Embarazada sonriendoLa vida de una mujer, está enmarcada por una serie de eventos que la acompañan durante todo su proceso de maduración y evolución, tanto desde el punto de vista físico, como emocional y cognitivo; los cuales van a repercutir directamente en el fortalecimiento del Rol que cumple como Mujer dentro de la sociedad.

Desde el momento de la concepción, hemos sido bendecidas con el maravilloso don de la Procreación; esa capacidad de poder Dar Vida a un nuevo Ser y que anhelamos como el tesoro más valioso que podemos tener; y cuando finalmente alcanzamos la gran dicha de poder ser Madres, se desencadenan una serie de pensamientos, emociones y sentimientos inigualables, que nos llevan por el hermoso camino del embarazo. Es aquí, donde precisamente se inicia un conjunto de cambios totalmente fisiológicos en pro del cuidado y protección del ser que se está formando. Y dentro de todos estos cambios que ocurren en todo el cuerpo, no se escapan los que se presentan en la Cavidad Bucal de la futura mamá, a los cuales se les debe prestar siempre la mayor atención, por el mayor bienestar de ambos. En función a ello, expondré a continuación la estrecha relación que existe entre la Salud Bucal y el Embarazo:

  • Lo más recomendable es que la madre asista a una consulta odontológica previa al embarazo, con la finalidad de poder evaluar su estado de salud bucal y que reciba las orientaciones necesarias acerca de los correctos hábitos de higiene que  debe practicar, para disminuir los riesgos de enfermedades buco dentales tanto en ella como en el futuro bebé, y de igual manera, realizar los tratamientos preventivos o restaurativos que sean necesarios, para que durante el embarazo se evite en lo posible consultas de emergencia por molestias o dolor.
  • Es sumamente importante destacar, el efecto que producen los cambios hormonales durante el embarazo en la Cavidad Bucal, ya que, al tener mayores concentraciones de estrógenos y progesterona, se genera una respuesta exagerada de los tejidos bucales, ante la presencia de irritantes locales como la placa bacteriana, trayendo como consecuencia mayor predisposición a presentar Gingitivis o Inflamación de las encías, en la cual se aprecian más enrojecidas, muy sensibles y con marcada tendencia al sangrado espontáneo o ante estímulos como el cepillarse los dientes o masticar. Es por ello, que durante la gestación se deben extremar los cuidados e higiene bucal de la madre, para lograr de alguna manera controlar esta inflamación y evitar molestias mayores a largo plazo; como por ejemplo: cepillarse después de cada comida o por lo menos tres veces al día, especialmente antes de acostarse; utilizar regularmente el hilo dental y el enjuague bucal.
  • dientesPor otro lado, se establece un incremento en la frecuencia y en la cantidad de alimentos que ingiere la madre, sobre todo entre comidas; y en su mayoría, de gran contenido cariogénico como dulces, refrescos y bebidas azucaradas; lo que sumado a una higiene bucal deficiente, eleva el riesgo de la madre a desarrollar Caries Dental. En este sentido, es importante cuidar la alimentación de la gestante, incluir en su dieta mayor cantidad de productos ricos en fibra, proteínas y frutas; ya que esto influirá directamente en el crecimiento y desarrollo de los dientes del bebé; los cuales comienzan a formarse durante las primeras semanas de gestación.
  • En virtud de lo antes expuesto, quisiera destacar que no existe ningún tipo de contraindicación para que la mujer reciba atención odontológica en el Embarazo; siempre y cuando, por supuesto, se tomen en consideración las condiciones individuales de cada madre y el trimestre de gestación en el que se encuentre. En este mismo sentido, tampoco está contraindicado el uso de anestesia local y la toma de radiografías intrabucales, ya que el haz de rayos no se dirige hacia el abdomen y la cantidad de radiación es muy pequeña para poder ocasionar algún daño teratogénico al futuro bebé. Lo recomendable, es que la madre asista a su control odontológico por lo menos una vez por trimestre y que estas consultas sean de tipo Preventivas.

Tomando en consideración todos estos aspectos, debo mencionar que el Tratamiento más eficaz es la Educación para la Prevención. En la medida en que haya más madres educadas y conscientes, podremos tener más niños sanos y saludables en todos los sentidos. De esta misma manera, mientras la madre tenga mejor salud bucal antes y durante el embarazo, habrá mucha menor probabilidad de que el bebé pueda desarrollar Caries Dental de la Primera Infancia; ya que la principal vía de trasmisión es a través de la saliva de la madre.

Joscarlyn Soto Grillet @miodontokids

Si te gustó compartelo
error

4 Comments

  1. Jennyfer Manzol

    Hola tengo dos bbs de dos años de edad, ambos se sucionan el dedo desde recién nacido, me podrán ayudar con unos tips que me ayuden a quitarles ese mal hábito por fa.

    Responder
  2. Carolina

    Excelente articulo. La prevención ante todo. Y educar a los colegas para que no teman orientar y tratar a la mujer embarazada, es un paciente normal con una condición muy especial, que esta dando vida a otro ser. Dios te bendiga siempre!

    Responder
    • Joscarlyn Soto

      Mil gracias por tu opinión reina. Y que bueno que te haya gustado. Existe mucho temor en la atención odontológica de la mujer embarazada, es un mito que debemos romper con mucho conocimiento

      Responder

Déjanos tus comentarios