¡Voy a Ser Mamá!

Por el Derecho a #DisfrutarenFamilia

2
César Alejandro

César Alejandro

No se si en sus ciudades, pero en la mía salir con niños es todo un desafío, y en especial en mi caso que soy mamá de tres.

Recientemente me lancé a la aventura de ir a almorzar con mi mamá cerca de su lugar de trabajo, una zona céntrica y concurrida de Caracas, que abundan motorizados, carros, gente, buhoneros y niños, pero a pesar de esto y de que Venezuela tiene una tasa de natalidad elevada y la población infantil ocupa un porcentaje importante de nuestros ciudadanos, todavía no hemos concientizado ni dispuesto espacios públicos aptos para niños.

Pasé por un par de restaurantes hasta que consideramos que un lugar de venta de rápida de pollo sería lo más cómodo y sencillo, pero tampoco fue así. En ninguno de los tres sitios que fuimos tenían sillas para niños, y no me refiero a una silla cualquiera con patas más altas, no, digo sillas seguras y cómodas para que nuestros bebés y niños menores puedan sentarse a la mesa como cualquier adulto.

Además, facilidades como rampas, cambiadores de bebé, no son comúnes, incluso peor, es posible que al verte llegar con un coche recibas una mala cara de algún trabajador o usuario del local (restaurante, tienda, misa, consultorio médico, etc)o hasta la voz de alto y a negación de entrada al sitio porque vienes con bebés.  Hasta ir a una juguetería con niños puede ser estresante porque los que atienden pretenden que los niños no toquen, miren o jueguen con lo que hay en la tienda, entonces ¿lo que vende la  juguetería es para el padre o para los niños?

Probablemente esta situación ocurre porque la mayoría de nosotros crecimos en una sociedad adulto céntrica en la cual íbamos a un restaurante y no teníamos derecho a nada, debíamos sentarnos y quedarnos tranquilos ante las miradas fulminantes de nuestros mayores. Pero hoy día, y en especial en mi generación de madres, hemos intentado pensar un poco más en nuestros hijos y proporcionarles voz y voto en sus acciones, y aunque estamos asumiendo está posición, nos falta activarnos, unirnos, empoderarnos y gestionar por nuestros propios medios lo que necesitamos para nuestros hijos y para las futuras madres que están por empezar en esta aventura.

Hasta cuándo vamos a seguir soportando que la mayoría de los sitios en nuestra ciudad sean exclusivamente pensados para adultos, que el “ambiente familiar” sea un concepto tergiversado, que no haya respeto e inclusión de los más pequeños.

foto: Pierre Bédat

Foto: Pierre Bédat

Debemos sugerir y exigir ambientes aptos para niños y familias, y dejar de visitar aquellos en los cuales los niños no son bienvenidos o bien cuidados. O es que mientras nuestros hijos alcanzan cierta edad no podemos ir a un buen restaurante, asistir a misa cotidianamente, hacer diligencias bancarias, comprar muebles o ir simplemente a tomarnos un café.

Debemos apoyar y aupar locales comerciales y de servicios en los cuales se entienda que los niños ríen, lloran, corren, es decir son niños y que las familias necesitamos sitios sanos y seguros para el esparcimiento de todos los integrantes. Es decir necesitamos espacios con verdadero ambiente familiar, y mirando a futuro empezar a exigir lugares de trabajos donde podamos tener a nuestros hijos cerca para abrazarlos, besarlos, amamantarlos cuando nos apetezca, a cualquiera de las partes.

Esto es lo que junto a Jeanette Herrera de @miramamade2  nos motivó a crear la iniciativa Parada Familiar, en donde deseamos informar los sitios más amigables para las familias con niños y a su vez incentivar a la comunidad para tener una ciudad que incluya a los más pequeños en todos sus espacios.

Los invito a apoyarnos y seguirnos en éste nuevo reto que ahora tenemos…PARADA logo png

Instagram: @Parada_Familiar

Twitter: @ParadaFamiliar

Facebook: ParadaFamiliar

Si te gustó compartelo

2 Comments

  1. Infertilluegomama

    Súper identificada, y es muy cierto todo lo que dicen . Este es uno de los pocos obstáculos a los que nos enfrentáremos las mamas que queremos darle voz a nuestros hijos

    Responder

Déjanos tus comentarios