¡Voy a Ser Mamá!

Psicología del Embarazo por @mipsicomama

1

Estar embarazada es sinónimo de esperar y de gestar en nosotros una visión de lo que creemos sucederá cuando nazca el bebe, durante este periodo es normal que la madre experimente un sinfín de emociones positivas y negativas que surgen como resultado de una mezcla entre las hormonas, los cambios físicos y nuestras expectativas sobre lo que vendrá. Miedos, defensas, idealizaciones se van a ir entretejiendo en los meses en los que nuestro cuerpo se transforma en fuente viva del cambio. Cada etapa del embarazo lleva consigo impreso una serie de aspectos a nivel psicológico que dan sentido y guían la experiencia de camino a la maternidad. Todo parte de la aceptación de la condición de embarazo, que abre el paso a los miedos y angustias naturales: que esté sano el bebe, que se mantenga fuerte. Todos estos aspectos van dando paso a dudas cada vez más relacionadas con la realidad de cada mujer, temores sobre la condición de salud del feto, su desarrollo y sobre su rol como madre gestante. Sea cual sea el camino, este comienza a aligerarse emocionalmente a partir del segundo trimestre cuando da paso a los miedos por el nacimiento y las dudas sobre las habilidades maternas, eso sin contar con los temores asociados a la vida familiar o de pareja. Sea cual sea la dinámica, dejamos una serie de ideas que te pueden ayudar a vivir de manera más calmada está espera que terminará en una maravillosa transformación como mujer:

Superar los miedos, Esperar en calma…

1.- Céntrese en un imaginario positivo, esperar lo mejor nos puede ayudar a permanecer conectados con la magia de estos meses de transición. Es importante centrarse en los aspectos relevantes y positivos sobre lo que se está viviendo, a fin de evitar que las emociones como el miedo y la angustia nos rebasen.
2.-Cree alianzas que promuevan un embarazo física y emocionalmente saludable: obstetras, Doula o partera, psicólogo, etc. Así mismo,disponga de un grupo de personas positivas en su entorno, que le ayude a vivir las emociones del embarazo y a afrontar las situaciones difíciles con optimismo.
3.- Reconozca sus miedos, converse sobre ellos con su pareja, familia y equipo de salud, a fin de recibir acompañamiento y recomendaciones importantes y de fuentes confiables.
4.-Puede inscribirse en clases de yoga o natación para embarazadas, o en grupos de educación prenatal especialmente en aquellos que valoran y protegen el vínculo afectivo de la pareja en medio de la transformación que se vive en los meses de espera.
5.-Es vital crear espacios para la aceptación emocional y psicológica del embarazo, pasando de esta hacía la nueva concepción de identidad como madre.
6.-Resulta imprescindible reconocer que cada etapa del embarazo tiene su momento: aceptación del embarazo, miedos sobre perderlo, miedos a malformaciones o problemas, miedos hacia el ejercicio del rol de la maternidad, sin embargo, todos estos momentos deben ir acompañados por una fantasía positiva cada vez más grande y recurrente del hijo/hija en la vida de la madre y padre,  a fin de que ese mundo imaginario interno sea llenado con la presencia viva de ese nuevo ser.
7.- Únase a redes de futuras madres, compartir sus experiencias con mujeres que viven lo que usted vive le ayudará a sentirse escuchada, entendida y sobretodo respetada.
8.- La identidad materna se asume de modo adaptativo y funcional, de esta manera poco a poco conforme de avanzan en los síntomas físicos y se controlan algunos procesos hormonales es normal que las situaciones se comiencen a solucionar de modo más organizado y centrado, así que permita que las emociones en el embarazo tomen su curso, sin dejar que las emociones negativas lleguen para quedarse.
9.- Si nota que está experimentando situaciones negativas de alto impacto como depresión prenatal y ansiedad, no dude en visitar y acompañarse de un especialista en el área de salud mental.

por Rosemary Sánchez @mipsicomama

Si te gustó compartelo

One Comment

Déjanos tus comentarios