¡Voy a Ser Mamá!

Ricos Churros, Cocinando Antojos…

1

Hoy mi niño grande no tuvo colegio, pasó casi todo el día en casa porque me encontraba haciendo diligencias y en la tarde le pregunté si quería ir un rato al parque. Por supuesto escuche un SI rotundo,  inclusive aproveche la emoción para pedirle que ordenara los juguetes de su cuarto.

Salimos al Parque Agustín Codazzi, en Prados del Este, Caracas, porque allí se estaciona un camión que vende unos churros riquísimos que nos encantan a toda la familia. Al llegar el carro no estaba, pero pensé que podían llegar antes de irnos, jugaron, se montaron en los columpios, Jesús descubrió la tierra y se puso marrón de pies a cabeza, Daniel corrió en el monopatín, y yo disfrutaba las maromas de mis hijos en el parque uno colgándose y subiéndose a todo lo que había y el más pequeño intentando imitar a su hermano.

Una hora más tarde recogimos las cosas y salimos del parque con la esperanza de ver al camión de churros, pero no estaba. Daniel me dijo mami y ahora que vamos a hacer, será que tu los haces y yo te ayudo, y en vista del antojo de ambos accedí.

Por eso me dispongo a compartir con todos mi receta de churros que me quedaron mejor que nunca:churros

1 tza de leche

1 tza de agua

2 cdas de mantequilla

1 pizca de sal

2 tzas de Harina de trigo

Aceite para freir

Coloquen el agua, la leche, la mantequilla y la sal en una olla a hervir, cuando rompa hervor añadan la harina de un solo golpe y cocinen hasta que se forme una bola. Yo comienzo con un batidor y finalizo con una pala de madera, les hablo de un proceso que no dura más de cinco minutos.

En esta oportunidad ademas de estos ingredientes le añadí una cdta de azúcar y una pizca de canela, y creo que este par de ingredientes fueron los causantes de mi rotundo éxito el día de hoy.

Luego que la masa está lista, déjala reposar tapada unos minutos para que pierda un poco de temperatura, colócala en una manga o en una churrera y coloca los churros en el aceite caliente. No se ponen duros, sabrás que están listos porque se tornan doraditos.

Espolvorea con azúcar y puedes acompañarlos con dulce de leche, leche condensada o chocolate que son deliciosos. Espero que te atrevas a hacerlos y lo disfrutes tanto como lo hacemos en casa.

 

@voyasermama

Si te gustó compartelo
error

One Comment

Déjanos tus comentarios